Iglesia Católica Profecía Últimos Tiempos

La profecía de San Francisco de Asís acerca del usurpador del papado… el “Exterminador”.

25 de febrero de 2021

San Francisco de Asís, por Claudio Coello (Siglo XVII).

En este obra, publicada en 1880 con permiso del obispo de Florencia, el saráfico San Francisco de Asís, poco antes de morir, advierte a sus monjes para que prevengan a los futuros seguidores de la Regla que serán víctimas de la persecución y que un falso papa los desafiará para que apostaten.

En la profecía número 14, denuncia a un falso pastor que servirá como castigo a los impíos, un falso pontífice a quien el santo llama el ‘Exterminador’.

Nota

Profecía tomada del ‘Opuscoli del serafico patriarca S. Francesco d’Assisi volgarizzati col testo a fronte da un religioso cappuccino di Toscana [Bernardo da Fivizzano]’, publicado con licencia del ordinario de la diócesis de Florencia en 1880. Ver copia facsímil en: 

https://openlibrary.org/books/OL14028326M/Opuscoli_del_serafico_patriarca_S._Francesco_d’Assisi


Profecía  XIV. Que habría un grande cisma y una gran tribulación en la Iglesia

Poco antes de su muerte y convocados los Frailes, les amonestó sobre las tribulaciones futuras, diciendo:

Comportaos virilmente oh hermanos, daos ánimos y esperad pacientemente al Señor. Se  acercan apresurados  tiempos de una grande  tribulación y aflicción, en los cuales perplejidades y peligros inundarán temporal y espiritualmente, se enfriará la caridad de muchos y sobreabundará la iniquidad de los malvados. El poder de los demonios será  liberado más de lo usual y la pureza inmaculada de nuestra Religión y de las otras  será deformada de tal manera, que poquísimos cristianos con corazón sincero y caridad perfecta obedecerán al verdadero  Sumo Pontífice de la Iglesia Romana. Alguien elegido no canónicamente, en los momentos de aquella tribulación, con la astucia de su error tramará dar la muerte a muchos. Entonces se multiplicarán los escándalos, nuestra Religión será dividida y varias de las otras no serán en absoluto derribadas, puesto que no se opondrán al error, sino que le darán su asentimiento. Habrá tantas y muy graves opiniones y cismas en el pueblo, entre los Religiosos y el Clero, que si no fuesen acortados esos días, según la palabra evangélica (de ser posible), serían engañados aún los mismos elegidos, si en medio de tan gran tempestad no fuesen sostenidos por la inmensa misericordia de Dios. Entonces nuestra Regla y vida serán por algunos ferozmente combatidas. Sobrevendrán tentaciones inmensas: aquellos que sean entonces probados, recibirán la corona de vida: pero ay de aquellos, quienes confiados en la sola esperanza de la Religión se entibien, y no resistan constantemente a las tentaciones permitidas para probar a los elegidos. Aquellos que fervorosos de espíritu por la caridad y el celo de verdad cultiven la piedad, considerados desobedientes y cismáticos sufrirán persecuciones e injurias. Debido a que sus perseguidores, agitados por  los espíritus malignos dirán que se rinde honores a Dios matando y cancelando de la faz de la tierra a hombres tan pestilentes.

El Señor, no obstante, será el refugio de los afligidos, y los salvará, por haber puesto  la esperanza en Él. Y para hacerse conformes a su amo burlarán con confianza, y con la muerte se comprarán la vida eterna, escogiendo obedecer a Dios en vez de a los hombres; y rechazando consentir la falsedad y la perfidia, no temerán en lo absoluto morir. Entonces la verdad por algunos predicadores será callada, otros la conculcarán y la negarán. La santidad de vida de aquellos quienes la profesen, será motivo de mofa: por lo que el Señor Jesucristo les mandará a un digno, no un pastor, sino un exterminador.


Artículo extraído desde forocatolico.wordpress.com (de noviembre 18, 2018), y también copiado en uncatolicperplejo.wordpress.com.

Un saludo. Cuídense.