Los Protocolos de los Sabios de Sión y el poder oculto de la masonería.

2 de marzo de 2021

Por Juan Pampero (enlace).

Londres, capital de la masonería.

Extraño caso en que la primera inventó con mucho éxito a las otras tres que siguen, para que estén a su servicio en forma incondicional. Pero, en realidad, la única que existe es ella.

Prólogo para ubicar al lector

En los Protocolos de los Sabios de Sión, que son las actas de las veinticuatro sesiones (en otras ediciones veintiséis) del Congreso reunido en Basilea (Suiza) en septiembre de 1897, se establecen las líneas directivas del plan masónico-judaico para el Gobierno Universal de los judíos masones.

Es un programa cuidadosamente elaborado, hasta en sus menores detalles, para la conquista del mundo; y que firman Grandes Rabinos del Grado 33º de la masonería, presididos por el judío masón Teodoro Hertzel, agente confidencial de la banca judía de los Rothschild con cuarteles en Londres (en recuadros: Nathan Rothschild observa a la maravillosa Isabel I de Inglaterra, a la que le decían La Reina Virgen, a excepción de su tío John Seymur que vivió con ella desde que tenía doce añitos).

Nathan Meyer Rothschild e Isabel I de Inglaterra.

Expuesto el plan por el Príncipe del Destierro, o exiliarca de Israel, ante la Asamblea de los Ancianos del Gran Sanedrín (del Supremo Consejo Internacional Judío), resulta ser la predicción más acertada de la Revolución Mundial a la que asiste impávida la historia contemporánea, y que dirige con precisión matemática el directorio supremo del poder oculto de la judeo-masonería. En todos los pueblos cristianos se observan los mismos fenómenos, tendientes a una misma finalidad: efectos de un plan preconcebido que se está llevando a cabo con suma habilidad.

Bastará espigar algunos conceptos vertidos en el centenar de páginas que abarcan los protocolos, para persuadirnos de la diabólica malignidad del plan, que esta secta infernal va cumpliendo al pie de la letra en medio de los pueblos cristianos.

A pesar de que se haya impugnado la autenticidad de los Protocolos [NOTA personal: es la misma masonería la que lo impugna a través de sus historiadores, cargos académicos y medios de comunicación (enlace a ejemplo de la Wiki-jew-pedia)], no deja de sorprendernos su fiel cumplimiento durante estos ciento once años [NOTA personal: este número es gematría (numerología cabalista) y es una marca, un guiño de complicidad entre masones. Todo el texto es bueno menos estos dos detalles nada inocentes, donde trata de «inpugnar la autenticidad» de esta asamblea en Basilea.]; de tal manera que, si se hubieran fraguado fraudulentamente, no sabríamos qué admirar más: si la perversidad satánica de sus objetivos o la profética perspicacia de sus fautores. Un ejemplar del libro que contiene estas actas se halla depositado, desde 1906, en el British Museum de Londres. En Rusia se publicaron en 1901. Sus originales fueron sustraídos por los rusos Nilus y Butmi del archivo secreto de la logia francesa del rito masónico-judaico de Misraím que fundara Cagliostro.

Del discurso inicial

“Desde hace dieciocho siglos nuestros sabios luchan con gran valor y perseverancia sin conseguir abatir la Cruz (…) A nosotros pertenece el Becerro de Oro, esa divinidad universal de la época”. “Cuando nos hayamos hecho los únicos poseedores de todo el oro de la tierra, el verdadero poder pasará a nuestras manos” (…) “Todos los gobiernos están llenos de deudas. La Bolsa cotiza y regula esas deudas y nosotros somos los dueños de las Bolsas de casi todas las plazas” (…) “Siendo la Iglesia uno de nuestros poderosos enemigos empezaremos por despreciar a sus sacerdotes, les declararemos una guerra abierta de calumnias y difamaciones” (…) “Debemos dirigir nuestras ambiciones hacia los puestos más elevados, que es éste el medio más seguro para llegar a conseguir el dominio de todas las operaciones industriales, financieras y comerciales” (…) “Si el oro es la primera potencia de este mundo, la segunda es la Prensa. Es preciso que los nuestros se encarguen de la dirección de los diarios de cada país” (…) “La posesión del oro y la habilidad en la elección de los medios para sobornar, nos convertirán en los árbitros de la opinión pública y nos darán el imperio sobre las masas” (…) “Dueños absolutos de la prensa podremos cambiar las ideas y dar así el primer golpe a la familia y por el matrimonio civil y el divorcio consumar su disolución; podremos además extirpar la fe de los “goyim” (cristianos o bestias de carga según el Talmud), y fomentar sus bajas pasiones”

Issac F. Rojas, a la dcha.

(En el recuadro el judío masón Isaac F. Rojas, uno de los padres de la Revolución Libertadora; Presidente de la Junta Consultiva cuando la caída de Lonardi y los fusilamientos del General Valle y de los Coroneles Cogorno e Ibazeta, aunque la verdadera responsable de estas dos cosas fue la masona británica Alicia Moreau de Justo a cargo de la Vicepresidencia de la Junta; hoy tiene una calle que perpetúa su indigna memoria en la ciudad de Buenos Aires).

“Tenemos que acaparar las escuelas (…) La religión de los cristianos tiene que desaparecer” (…) “Promoveremos entre los proletarios revoluciones y desórdenes, y toda catástrofe que consigamos en ese sentido nos irá acercando a nuestros planes de reinar sobre la tierra. Por la anarquía y la miseria que cundirá por doquier, las masas no tendrán más remedio que acudir, a nosotros, y entonces habrá llegado la hora de la venganza y les impondremos nuestra ley”. (1)

De las Actas Nro. 1 y Nro. 2.

«El derecho reside en la fuerza. El despotismo del capital está enteramente en nuestro poder y lo ofreceremos a los Estados como único asidero al que no tendrán más remedio que agarrarse si no quieren caer en el abismo” (…) “Todo el que quiere gobernar debe recurrir al engaño, a la compra de las conciencias, a la impostura, a la traición y a la hipocresía, pues así servimos a nuestra causa. El fin justifica los medios (…) “No nos detengamos ante la corrupción de los cristianos” (…) “A los representantes del pueblo los utilizaremos de peones en nuestro juego de ajedrez” (…) “Mediante la prensa hemos conquistado una influencia decisiva sin mostrar la cara”.

“Nuestro llamamiento de libertad, igualdad y fraternidad, fue, poco a poco, devorando la prosperidad de los cristianos y derrumbando los cimientos de los Estados” (…) “Todas las guerras se negociarán bajo el aspecto económico” (…) “Escogeremos administradores con tendencias serviles” (…) “Los triunfos de Darwin, Marx y Nietzsche fueron preparados por nosotros con su efecto desmoralizador»

Del Acta Nro. 3.

“Siempre en las Constituciones de los Estados hemos hecho incluir derechos de las masas que son completamente ficticios: inaplicables en la práctica, pero halagadores para el pueblo” (…) “Bajo nuestra dirección, el pueblo destruyó a la nobleza que era su protectora y cayó en manos de los nuevos ricos, que explotaron al obrero sin piedad; ahora debemos hacerles creer que somos los libertadores del trabajador y que venimos a sacarlos de la opresión; haciéndoles ver las ventajas de formar en las filas de nuestros ejércitos de socialistas, anarquistas y comunistas. Nuestra fuerza consiste en mantener al obrero en estado constante de necesidad e impotencia, así lo tendremos sujeto a nuestra voluntad” (…) “Manejaremos las masas fomentando la envidia y el odio” (…) “El populacho cree ciegamente lo que le dan impreso” (…) La prensa es la gran potencia para dominar el espíritu público. Ella, casi sin excepción, está en nuestras manos” (…) “Organizaremos una crisis económica universal con la ayuda del oro que está en nuestro poder casi en su totalidad; simultáneamente echaremos a la calle masas enormes de obreros que se precipitarán sobre sus supuestos opresores: verterán su sangre y se apoderarán de sus bienes.”

Fabián Onsari.

“Cuando el populacho se aperciba que en nombre de la libertad se le han concedido todos los derechos se imaginará que él es el amo; pero al tropezar con infinidad de obstáculos, pondrá el poder en nuestras manos. Ese fue nuestro plan en la gran revolución (la de Francia de 1789).

“Luego borraremos del diccionario la palabra libertad que embruteció al hombre y lo hizo sanguinario; y esos animales, ya hartos de sangre, quedarán adormecidos después de su orgía, y nosotros fácilmente los encadenaremos para luego dominar sobre ellos” (En la fotografía Fabián Onsari, amigo personal de los Generales Lonardi y Aramburu a través de Américo Ghioldi el hombre enlace; Diputado Nacional y Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo de la Masonería Argentina Grado 33º, luciendo todos los atributos masónicos. Fue uno de los cerebros de la Revolución Libertadora. Murió desempeñando su cargo el 20 de marzo de 1956).

De las Actas Nro. 4, Nro. 11 y Nro. 15

“Las logias masónicas juegan inconscientemente en todo el mundo el papel de un disfraz que oculta nuestro objetivo; nosotros las usaremos dentro de nuestro plan de acción permaneciendo éste siempre completamente oculto para todo el mundo” (…) “Hasta que lleguemos al poder multiplicaremos por todas partes las logias masónicas a las cuales atraeremos a los que puedan ser agentes destacados. Ellas serán nuestra principal base de información y el medio más influyente de nuestra actividad. Centralizaremos todas las logias en una organización sólo conocida por nosotros. Las logias tendrán su representante; tras de él estaremos nosotros y él trasmitirá nuestras órdenes” (…) Las logias serán el núcleo de todos los elementos revolucionarios liberales y marxistas (…) “Sólo nosotros manejaremos la masonería, pues sólo nosotros sabemos adonde vamos mientras los cristianos nada saben; pero son ambiciosos y vanidosos. Ellos buscan la gloria sacrificando sus proyectos; nosotros, en cambio, sacrificamos la gloria con tal de que triunfen nuestro proyectos» (…) “A los cristianos los atraeremos a las logias masónicas, cuyos designios no conocen, a fin de distraer de nosotros las miradas de sus hermanos” (…) “Nuestro primer deber es arrancar de los cristianos hasta la concepción misma de Dios y sustituirla por las necesidades materiales de la vida” (…) “La lucha por la superioridad y las continuas especulaciones en el mundo de los negocios creará una sociedad desmoralizada, egoísta, sin corazón, que tendrá por único guía la pasión del oro para proporcionarse placeres materiales, de los que ha hecho un verdadero culto” (…) “En los puestos directivos sólo colocaremos a los educados por nosotros” (…) “Pues, con respecto a nuestra política, tanto los cristianos como sus gobiernos, son niños, eternos menores de edad”.

Del Acta Nro. 9

“Al aplicar nuestros principios tenéis que poner mucho cuidado en conocer el carácter particular de cada nación. Si, procedéis con cautela, antes de diez años, el carácter más obstinado habrá cambiado, y añadiremos una nación más a las ya sometidas” (…) “Los partidos políticos los tenemos en nuestras manos, porque para conducir la oposición hace falta dinero, y el dinero lo tenemos nosotros” (…) “Debemos apoderarnos de la Prensa, de la Justicia, y de los manejos electorales; pero sobre todo de la instrucción y de la educación (…) “Hemos conseguido embrutecer y corromper la actual generación de los cristianos, enseñándoles principios y teorías que de antemano conocemos que son enteramente falsos.”

Del Acta Nro. 10

 «Si conseguimos introducir en el organismo del Estado el veneno del liberalismo, su enfermedad será mortal; su sangre se halla infectada; no nos queda más que esperar el fin de su agonía” (…) “Sus Constituciones son escuelas de discordias, discusiones y estériles agitaciones de partidos políticos parasitarios; la prensa y el Congreso los condenan a la inacción y a la debilidad. Con el advenimiento de la república hemos establecido una caricatura de gobierno; y del montón de nuestros esclavos, que son tales ciudadanos republicanos, nosotros hemos elegido su Presidente, por medio de nuestro ciego servidor que es la mayoría que vota.”

De las Actas Nro. 12 y Nro. 14

“Nuestras leyes destruirán o crearán lo que nos convenga, y así se cumplirá lo que les hemos prometido en las Constituciones, a saber: que la libertad es el derecho de hacer aquello que permite la ley (que la hemos hecho nosotros)” (…) “El pretexto para suprimir un periódico será alegar que agita los ánimos sin razón y sin motivo [Nota: delito de odio] (…) “La literatura y el periodismo son las dos fuerzas educadoras más importantes; por eso nuestro gobierno será el propietario de la mayor parte le los periódicos, y adquiriremos enorme influencia sobre el público” (…) “Los imbéciles que creerán seguir la opinión de su partido, seguirán sólo la nuestra” (…) “Debemos destruir las creencias” (…) “En los países que se llaman adelantados hemos creado una literatura loca, sucia, abominable, la estimularemos mucho más una vez llegados al poder” (…). Hoy habría que agregar la radio, el cine y la televisión.

De las Actas Nro. 16 y Nro. 17

“Los maestros y profesores serán nombrados con especial prudencia, y dependerán en un todo del gobierno” (…) “Aboliremos toda enseñanza privada” (…) “La influencia del clero será nula por las restricciones que pondremos a su acción” (…) “Cuando llegue el momento, destruiremos la corte papal, y su poder lo arruinaremos completamente. El Rey de los Judíos será el verdadero papa del Universo, pero antes, debemos educar a la juventud en las nuevas creencias de transición, para después crear esta iglesia internacional con nuestras creencias (En la actualidad se estima en un 68% la cantidad de puestos públicos ocupados por los judíos en distintos estamentos de la educación argentina, empezando por su ex Ministro, Filmus, ciudadano israelí).

Actas Nro. 20, Nro. 21 y Nro. 22.

“Los empréstitos exteriores son sanguijuelas que no se pueden desprender del Estado si no se caen por sí mismas o si el Estado no las desprende radicalmente” (…) “Tales empréstitos han llenado nuestras cajas con los dineros nacionales de los cristianos” (…) “Nos aprovechamos de la corrupción de la administración y de la negligencia de los gobernantes para recibir cantidades dobles, triples y aún mayores, prestando dinero que en realidad no necesitaban.” (…) “Tenemos en nuestras manos la mayor fuerza del mundo: el oro” (…) “Dueños del mundo, estableceremos el orden en él por medio de la violencia, y luego explicaremos que la libertad tiene su límite en las leyes que nosotros estableceremos.” (2)

Stalingrado (2ª Guerra Mundial).

———

“Cuando la gran guerra o la gran noche revolucionaria
haya pasado por el mundo, y no quede absolutamente
nada, la Banca Judía quedará dominando
todas estas ruinas.”

Fiódor Dostoievski (1821-1881) (3)

———

Ya en 1489, contestando a la Carta de los judíos de Francia y de España, escribían los rabinos de Constantinopla:

«Haceos cristianos, pero permaneced fieles a Moisés; haceos mercaderes para despojar a los cristianos de sus bienes; haceos médicos y boticarios para privarlos de la vida sin temor al castigo; haceos canónigos y curas a fin de destruir la Iglesia del que llaman Cristo; haceos abogados, profesionales y funcionarios públicos para minar a los cristianos, apropiaros de sus tierras y vengaros de ellos, seguid esta orden y llegaréis a la cúspide del poderío.» (4)

Relaciones judaico-masónicas para el imperio del mundo

Para nadie resulta una novedad el saber que la Alta Finanza, hoy encarnada en poderosas organizaciones privadas como el CFR norteamericano y la RIIA inglesa, se halla dirigida desde su cuna por el judaísmo internacional, y que los altos grados “reales” de la masonería estuvieron y están ocupados por judíos al servicio de otros judíos ocultos; contando ambos grupos con la complicidad de entregadores cristianos el CARI en Argentina de donde salen todos los Ministros de Economía; y que lo mismo sucede con los partidos políticos de cada nación, en donde se aparenta que se favorece a las izquierdas y obstruye a las derechas, aunque la Sinarquía sabe que son lo mismo.

En estos casos de la política partidista las logias trabajan con doble y triple equipo en el seno de los diversos sectores de la opinión; a fin de poder actuar inmediatamente y con pleno conocimiento de personas, apenas se den a publicidad los resultados de las elecciones; e imponer sus hombres, según convenga, para desbaratar los programas de gobierno más sinceros y patrióticos.

El masón judío Ludendorf escribía en 1918 en Latomia, revista alema de la masonería: «Los masones son los testaferros de los judíos”. Y él sabía muy bien por qué lo decía. (5)

Es un hecho que la “Internacional Dorada”, cuyo Dios es el Becerro Oro, impone su ley a los Estados, a cambio de concesiones estipulas por los gestores del plan masónico del Gobierno Mundial. El judío Walther Rathenau, ministro de economía en Alemania, que fuera director en la Década Infame de la C. A. D. E en la Argentina y famoso financista, dijo el 25 de diciembre 1909: «Trescientos hombres, de quienes cada uno conoce al otro, dirigen los destinos del continente, y buscan sus sucesores dentro del mismo ambiente.» (6) Se podría confeccionar una lista de centenares de nombres ministros y hasta cancilleres, impuestos por las casas bancarias judías en garantía de los empréstitos concedidos.

Winston Churchill.

Quinientas firmas de plutócratas, masones, judíos y rotarios, que integran los consorcios bancarios internacionales, poseen el 85 % de la riqueza mundial. (En el recuadro W. Churchill: su abuela materna era judía).

El judaísmo, tentacular por la política y omnipotente por el dinero, ató a su carro de oro a la Sociedad de las Naciones con la fundación de A.M.I. (Asociación Masónica Internacional) en la ciudad de Ginebra en 1921. La mayoría de los delegados internacionales eran masones y frecuentaban las logias suizas en las cuales recibían las consignas. Hoy su comando general reside junto a la ONU o simplemente NU (Organización de las Naciones Unidas, brazo ejecutor de la Sinarquía), en Nueva York. La casi totalidad del personal de la N. U. está constituido por masones y a la masonería pertenecen gran parte de los representantes de los países que integran. Por medio de estos sus agentes, el judaísmo masónico podrá dictar al fin su ley al mundo. (7)

Ya lo había dicho, el 8 de marzo de 1848, el célebre judío masón Créimieux, fundador en 1860 de la Alianza Israelita Universal y ministro del minusválido Lamartine (en el recuadro), presidente provisional de Francia:

Alphonse de La Lamartine.

“La Alta Política de la humanidad, el imperio mundial judaico, que ambiciona el dominio del mundo entero, ha encontrado siempre amplia acogida en las masónicas, porque el Gran Arquitecto del Universo ha entregado mundo a los judíos (…) Nosotros (los judíos) vivimos en el extranjero (…) La doctrina judaica tiene que llenar el mundo (…) El Catolicismo es nuestro enemigo eterno (…) No está lejos el día en que todas las riquezas del universo llegarán a poder de los hijos de Israel (…) La Jerusalén del Nuevo Orden Mundial tiene que ocupar el lugar de los reyes y de los papas.” (8)

Este supremo anhelo de los enemigos de Cristo lo confirma Monseñor Meurín con estas palabras:  “La verdadera doctrina, la auténtica meta de la masonería es ceñir las sienes del judaísmo con la diadema real, y poner a sus pies el reino de este mundo.” (9)

Referencias

(1) Duque de la Victoria, Los Protocolos de los Sabios de Sión (comentarios), pp. 34 a 45. Ed. 1949.
(2) Duque de la Victoria, Los protocolos (comentarios), pp.49 a 150. Ed. 1949.
(3) Duque de la Victoria, Israel Manda, pág. 165. Ed. 1935.
(4) Monseñor León Meurín, Filosofía de la Masonería (1era. Parte), pág. 223. Madrid 1957.
(5) Revista Latomia (alemana), febrero de 1928.
(6) Walter Degreff, Judiadas. Ed. 1936 y Fray Justo Pacífico, El gobierno Universal, pág. 7.
(7) J. Boor, Masonería. Ed. 1952.
(8) Fray Justo Pacífico, El gobierno universal, pág. 29 y Ernesto Nys, Ideas modernas, Derecho
internacional y masonería, pág. 119. Véase además: Archivos israelitas, pág. 651 y la Revue
Antimaçonique, pág. 171, Año 1915. Observe el lector que cuando Creimieux decía esto del Nuevo
Orden Mundial, se encontraba en el año 1848: sí; así de viejo es este asunto. Cualquiera diría que lo
habría dicho algún tilingo palangana de la Recoleta hace un par de días. No lo dijo este hebreo hace
160 añitos, nada más. Por eso son los Predilectos del Señor de Israel.
(9) Monseñor León Meurín, Filosofía de la Masonería (1ra. Parte), pág. 14.

Carlos Menem y Cristina Kirchner.

La Sinagoga I funda la Sinagoga II: el Banco de Inglaterra en 1694 de la mano del Israelita Nathan Rothschild (hoy en manos del hebreo Blejer). Allí fueron a dar los tesoros robados al Río de la Plata en 1806. De allí salió el empréstito de la Baring Brothers pedido por el mulato Rivadavia: se recibió un tercio, de los cuales un tercio era en metálico y dos tercios en papeles, pero se lo pagó íntegramente en metálico y sólo cuatro veces. Fue cancelado en 1905. Aplauso, medalla y beso para el liberalismo argentino. Lo que se dice una bicoca.«

Juan Pampero.


Este texto lo he descubierto en catolicosalerta.com.ar (enlace). También les dejo estas recopilaciones en los siguientes enlaces. Todos son de catolicosalerta.com.ar.

La cuestión judíaLa cuestión judía (Segunda parte) – SionismoLa masonería.

Cuídense mucho.


Post data

He corregido en color azul la afirmación que hace Juan Pampero en el sexto párrafo. También dejo las siguientes citas que son muy oportunas para comprender la situación actual y van a colación de las actas de Basilea de 1897.

Encíclica ‘Humanum genus’

Carta Encíclica del Papa León XIII contra la masonería y otras sectas. Promulgada el 20 de abril de 1884 (enlace a PDF).

«En espacio de siglo y medio la secta de los Masones ha logrado unos aumentos mucho mayores de cuanto podía esperarse, e infiltrándose con tanta audacia como dolo en todas las clases sociales ha llegado a tener tanto poder que parece haberse hecho casi dueña de los Estados.” Encíclica «Humanum genus» (párrafo 5º).

“… bajo la guía y auxilio de la sociedad que llaman de los Masones, por doquier dilatada y firmemente constituida. Sin disimular ya sus intentos, con la mayor audacia se revuelven contra la majestad de Dios, maquinan abiertamente y en público la ruina de la Santa Iglesia,…” Encíclica «Humanum genus» (párrafo 1º).

«Porque de los certísimos indicios que antes hemos mencionado, brota el último y principal de los intentos masónicos; a saber: la destrucción radical de todo el orden religioso y civilestablecido por el cristianismo, y la creación, a su arbitrio, de otro orden nuevo con fundamentos y leyes tomados de la entraña misma del naturalismo.» Encíclica «Humanum genus» (párrafo 8º).

Chiesa Viva

Los siguientes extractos son de una publicación de la web Chiesa Viva (enlace) que pertenece a la obra del Padre Luigi Villa, una de las pocas obras fieles a Cristo que quedan. Son católicos de verdad, no son masones conciliares haciéndose pasar por cristianos. Se trata de la publicación o revista titulada «La Última Batalla», en español, (enlace a PDF).

Página 8

«De este modo nació la Masonería, el 24 de junio de 1717, a partir de este compromiso. Recordemos, además, que el deber del Caballero Rosa Cruz es combatir al Catolicismo y su objetivo final es eliminar el Sacrificio de Cristo en la cruz de la faz de la tierra.»

Página 32

«M.A. Rothschild, en una reunión en 1773, con una docena de banqueros hebreos, expuso los objetivos de la propuesta de creación de un Gobierno Mundial: «El verdadero NOMBRE DE DIOS será eliminado del léxico de la vida» y «… lanzar una carrera armamentista de modo tal que los cristianos se destruyan mutuamente, pero a una escala tan colosal que, finalmente, no queden más que masas proletarias en el mundo, con pocos millonarios entregados a nuestra causa… y fuerzas de policía y militares suficientes para proteger nuestros intereses». Adam Weishaupt, fundador de la Orden de los Illuminati de Baviera, después de haber predicado la necesidad de destruir toda Religión y, con ella, el Estado y toda Autoridad, presentaba así el octavo y último secreto de su Reino de libertad e igualdad: «Abandonad vuestras ciudades, vuestros pueblos, quemad vuestras casas. Bajo la vida Patriarcal los hombres eran iguales y libres (Pág.33) [Nota: ¿gematría?] y vivían igualmente en todas partes. Su Patria era el Mundo. Apreciad la igualdad y la libertad y no temeréis ver incendiarse Roma, Viena, París, Londres y esos pueblos que llamáis vuestra Patria».

Nubius, segundo Jefe supremo de los Illuminati de Baviera, definió así el objetivo final de la Orden:

«Nuestro objetivo final es el de Voltaire y la Revolución francesa: es decir la aniquilación completa del Catolicismo e incluso de la idea cristiana».

Albert Pike y Giuseppe Mazzini, respectivamente Jefe Supremo y Vice de la Orden de los Illuminati de Baviera, en un intercambio epistolar de 1870-71 planificaron las tres Guerras mundiales del siglo 20°. A. Pike, en una carta de 1871, detallaba las finalidades de la Tercera Guerra mundial:

«Desencadenaremos a los nihilistas y los ateos y provocaremos un cataclisma social formidable que mostrará claramente a las naciones, en todo su horror, el efecto del ateísmo absoluto, origen de la barbarie y de la subversión sanguinaria. Entonces, por doquier, los ciudadanos, obligados a defenderse contra una minoría mundial de revolucionarios (…) recibirán LA VERDADERA LUZ a través de la manifestación universal de la PURA DOCTRINA DE LUCIFER, revelada finalmente a la vista del público; manifestación a la cual seguirá la destrucción de la Cristiandad y del ateísmo, ¡conquistados y aplastados al mismo tiempo!».

El Gobierno Mundial, entonces, no fue concebido como una institución supranacional que regulará armoniosamente las Naciones y la vida del planeta para tener paz, sino justamente lo contrario: eliminar el verdadero nombre de Dios, despoblar el planeta, destruir las naciones cristianas, sus ciudades y sus patrias y volver a la vida salvaje”, aniquilar al Catolicismo y la idea cristiana”, “mostrar al mundo, en todo su horror, el efecto del ateísmo absoluto”, “manifestar la luz de la verdadera doctrina de Lucifer a la cual seguirá la destrucción de la Cristiandad”.

Como se ve, el Gobierno Mundial es indistinguible de la idea de odio a Dios y de destrucción del Catolicismo.
Gobierno Mundial y destrucción de la Iglesia de Cristo son, entonces, dos caras de la misma medalla; son dos objetivos que deben proseguirse paralelamente y llegar juntos a la meta final que será el día en que los pueblos reciban “la luz de la verdadera doctrina de Lucifer”, a la cual seguirá la destrucción de la Cristiandad. Por lo tanto, “la luz de la verdadera doctrina de Lucifer” es la clave del problema que los enemigos de Dios quieren resolver: la destrucción de la Iglesia de Cristo.»

Post data 2

Como curiosidad les dejo la aécdota que tanto George Orwell, autor de la novela 1984 publicada en 1949, como Aldous Huxley (Brave New World, 1932) y H. G. Wells (The New World Order, 1940) pertenecían a la logia londinense Sociedad Fabiana. Estas tres novelas reflejan qué temas trataban en aquella década de 1940 en la masonería británica.

Termino con un tres declaraciones en vídeo dos noticisa de la ONU. muy resumido ya. Es tan surrealista todo que no sé cómo expresarlo.

“Yo creo que el mundo está en peligro. El mundo tal y como lo hemos conocido. No digo que se acabe, pero este mundo sí. Este mundo se acaba. Este mundo que hemos vivido se acaba, y habrá otro mundo que está gestándose y renaciendo.” 

Manuel Castells. Ministro de España, 25 septiembre de 2020 (vídeo).

“… y este despertar, debería ser la base para repensar un nuevo mundo, un nuevo orden mundial, un nuevo acuerdo social y económico nacido de estos fracasos y de estas cenizas. No se ha acabado el mundo, se ha acabado un mundo. El mundo tal y como lo conocemos.”

Gabriel Rufián. Congreso de los Diputados, 9 de abril de 2020 (vídeo).

“Tenemos ante nosotros la mayor oportunidad de forjar, para nosotros y para las futuras generaciones, un Nuevo Orden Mundial. Un mundo que sea gobernado por la ley, no por la ley de la jungla (el caos que ellos mismos provocarán para forzar el cambio de orden).”

 –George Bush padre, 11  de septiembre de 1991. (vídeo).

Enlace 1 y enlace 2 a las portadas siguientes.

Noticias de febrero y marzo de 2019.

Esta entrada también está publicada en uncatolicoperplejo.wordpress.com.

Un saludo. Cuídense mucho.