Psicopatía y sadismo: hijas de la gnosis, rasgos del judaísmo y su masonería.

15 de septiembre de 2021

Introducción

La acepción psicopatía se limita a reunir los síntomas externos de este problema, que es muy conocido en el pasado. De hecho la palabra psicopatía es un constructo moderno, tiene su significado cercenado y se suprime el origen de esta corrupción de la personalidad. La palabra correcta es perfidia, que recoje el origen, causa y naturaleza de este viejo fenómeno de la personalidad muy conocido desde la antiguedad.

La «psicopatía» nace y tiene su origen en el proceso de gnosis que practica el judaísmo y su masonería. Proceso muy antiguo y que conforma la espina dorsal de todo paganismo. Esta gnosis no es otra cosa que un acoplamiento espiritual con el espíritu del diablo, conocido en las Sagradas Escrituras como «Espíritu del Mundo». Es decir, la psicopatía es hija de la satanista gnosis, proceso conformado por «estados alterados de conciencia» y muy amado y codiciado por la judaica masonería, y por el paganismo en general.

Hay que distinguir entre la psicopatía integrada, donde no ha habido delito de sangre y se vive en sociedad, de la psicopatía criminal. Y conviene no olvidar que la psicopatía NO es un trastorno mental, y que las conductas psicópatas no son producto de una mente enferma.

Tengamos en cuenta estos dos factores.

A) La satanista masonería, aunque se cuide de no ser percibida, conforma sobre el 25% de la población civil (este dato lo deduzco yo tras llevar desde 2017 bajo acoso de esta gente: Gang Stalking), y de ahí, de la masonería, sale el problema de la perfidia/sociopatía y de la endémica corrupción de los estamentos que parasitan (ejemplo). Y este dato, el de que la gnosis es el origen de la psicopatía, es vital ,muy importante, lo es todo y no se menciona en los circuitos académicos.

B) La situación actual con la falsísima pandemia, que es una Psyop, Operación militar psicológica o de «falsa bandera», no es más que otra masónica revolución como lo fueron las masónicas revoluciónes francesa, rusa (más de 100 millones de asesinatos causó el comunismo), el masónico genocidio armenio, etc. La falsa pandemia trata de revertir el orden constitucional de los países para traer un Nuevo Orden dictatorial. Es otro baño de sangre de esta gente pero esta vez de tal magnitud que no tiene precedentes. Vivimos tiempos profetizados.

En fin… Tengan siempre presente el origen de la psicopatía, que es la satanista gnosis, porque no se menciona en ningún sitio. Y dejo un último comentario personal: La psiquiatría no es ciencia y esto es bastante obvio. En este (enlace) explico el por qué de esta afirmación.


Frank Ochberg

A continuación dejo una entrevista en vídeo al psiquiatra Frank Ochberg, y antes transcribo en texto, algunas de sus afirmaciones:

«El psicópata no tiene conciencia.»

«… y cuando las personas normales ven o cometen errores que hieren a otras personas, éstas se sienten culpables o avergonzadas. Un psicópata carece, absolutamente, de este sentimiento.»

«Se han realizadosun montón de estudios sobre los psicópatas, y no hay una sola parte del cerebro que sea deficiente.»

«Ellos (los psicópatas) no se disgustan o emocionan ante el dolor ajeno, (…).»

«Y resulta potencialmente mortal ir por la vida ignorando que este tipo de personas existe.»

«Los niños que desarrollan psicopatía a menudo son pirónamos, o torturan animales, (…).» (Nota: enlace1, enlace2, enlace3).

«Y si te cruzas con uno, o estás casado con uno, o tu hermano o hermana lo es, te va a resultar una vida muy dura. A estas personas no les importas

«Ahora, algunos psicópatas se convierten en sádicos. Significa que les gusta hacer daño a otra persona. No todos los psicópatas se convierten en sádicos, pero si se tropiezan con el sadismo, no tendrán remordimientos en absoluto, ni empatía ni arrepentimiento.»

«Hay un depredaor ahí fuera siendo un psicópata, y practica, y practica (Nota: un ejemplo: los trolls en internet son masones inexpertos paracticando el arte del mentir y manipular. Básico en la masonería).

«Les gusta humillar a la gente lógica y decente. Los desprecian. Son lo peor de lo malo. Y, como algunos de mis colegas, yo soy reacio a usar el término ‘maligno’, porque evoca algo del ámbito espiritual, pero es una palabra de nuestra lengua que se aplica bien al psciópata sádico. Así que es real y no deberíamos ser ingénuos al respecto.»

Vídeo: 00:09:48 h.

https://www.youtube.com/watch?v=UGmShZM6Dow

Psicopatía en adolescentes delincuentes

En el extracto del siguiente artículo (enlace), sobre psicopatía y delincuencia en la adolescencia, sólo recojo los factores motores ya que son los mismos que en el adulto. Recuerden la diferencia entre psicopatía integrada (sin delito) y psicopatía criminal o delictiva. Estos extractos son del segundo caso:

«Plano interpersonal: egocéntricos, manipuladores, arrogantes, sin capacidad de empatía, astutos, crueles. Disfrutan con la extorsión y el abuso.

Afectos: emociones superficiales, incapaces de establecer vínculos significativos con los demás. Sin remordimientos ni sentimientos de culpa, desprecio del bienestar y los derechos de los demás.

Su objetivo es el control absoluto. Predisposición biológica a la crueldad. El psicópata que delinque siempre reincide por tener una deficiencia del cerebro emocional.

La psicopatía se evalúa con la ESCALA DE PSICOPATÍA REVISADA DE HARE- PCL-R, donde el factor 1 recoge los elementos interpersonales y afectivos, y el factor 2 se asocia al comportamiento antisocial e impulsivo.

ÍTEMS DE LOS DOS FACTORES DEL PCL-R:

Factor 1:

  • encanto superficial y locuacidad.
  • Sentimiento de grandiosidad personal.
  • Mentira patológica.
  • Manipulación.
  • Falta de sentimiento de culpa y de arrepentimiento.
  • Emociones superficiales.
  • Insensibilidad y falta de empatía.
  • No reconoce la responsabilidad de sus actos

Etc.


Del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, 2011.

A continuación un par de extractos sobre psicóptas criminales, no sobre sobre psicópatas integrados, y titulado ‘La Psicopatía y su Repercusión Criminológica: Un modelo Comprehensivo de la Dinámica de
Personalidad Psicopática‘. Anuario de Psicología Jurídica, vol. 21, 2011, pp. 57-68. Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, España:

«Algo no va bien en nuestro tiempo cuando seguimos inmersos en discusiones bizantinas. Personas normales, desde luego, no lo son: entienden la diferencia entre el bien y el mal, pero disfrutan haciendo el mal, viven para hacer el mal, y eso no es muy normal que digamos. Algo tendremos que hacer también desde el punto de vista legal, ¿no les pare-
ce?” (José Sanmartin, Prólogo al libro de J. M. Pozuelo: Psicópatas integrados).

La esfera cognitiva hace referencia a los esquemas mentales (creencias básicas que utiliza el individuo para percibir e interpretar a los demás, a sí mismo y los acontecimientos vitales). Sería el área de la personalidad que se va formando a lo largo del proceso de socialización (carácter). La personalidad psicopática presentaría desajustes en este área caracterizados por:

a) Visión egocéntrica del mundo que se plasmará principalmente en una búsqueda activa de la propia satisfacción, minusvalorando a los demás y mostrando desprecio y desconsideración por las motivaciones ajenas y sociales. Esta característica de personalidad predispone al psicópata a la violación de los derechos y libertades de sus congéneres.

b) Sensación grandiosa de autovalía con planteamientos de metas ilimitadas de éxito, demanda y percepción de admiración irreal por parte de los otros y autopercepción de inmunidad (sensación de omnipotencia). Las ideas de grandiosidad impiden una retroalimentación adecuada de la valoración que de su conducta realizan los demás (provocan la retroalimentación positiva y responden de manera hostil a las críticas), configurando un locus de control externo. Este rasgo de personalidad predispone a estos sujetos a realizar un erróneo análisis de la realidad (ponderación de factores de riesgo) lo que aumenta la probabilidad de fracaso conductual (Wallace, Vitale y Newman, 1999).

c) Percepción hostil y amenazante del medio. El psicópata suele presentar un patrón de desconfianza y suspicacia hacia los demás, realizando interpretaciones maliciosas de las conductas y actitudes de los otros. Para estos sujetos la confianza es sinónimo de ingenuidad. Este rasgo de personalidad explicaría reacciones interpersonales desajustadas de corte hostil sin justificación, que aparecen con frecuencia en la historia psicoevolutiva de estos sujetos. Desde un punto de vista psicopatológico queda la duda de si estamos ante un verdadero rasgo de su personalidad, ante una estrategia justificadora de su conducta antisocial o ante ambas posibilidades.

b) Falta de empatía. Para una adecuada comprensión de esta característica dentro de la dinámica de personalidad psicopática debemos aludir a los modelos multidimensionales de la empatía (Feshbach, 1982; Hoffman, 2000) que establecen tres componentes en la respuesta empática: dos de ellos cognitivos. 1) la habilidad para identificar el estado emocional de otra persona, y 2) la capacidad para asumir la perspectiva y el rol del otro; 3) y uno afectivo, la capacidad de experimentar la misma emoción que el otro está sintiendo (reactividad emocional). El psicópata tendría exacerbados los componentes cognitivos (posee una inusual destreza para percibir el estado emocional del otro e incluso puede asumir su perspectiva, de ahí que sea capaz de “representar” estados emocionales) lo que le pone en una situación privilegiada para identificar a los sujetos vulnerables (víctimas propiciatorias). Sin embargo, carece de la capacidad para experimentar la emoción que el otro está sintiendo (componente afectivo). En definitiva el psicópata es capaz de comprender las consecuencias de sus actos pero es incapaz de sentir los efectos devastadores de los mismos. De ahí la alta probabilidad de expresión de conductas violentas severas (insensibilidad a las señales de dolor y sufrimiento de la víctima).

c) Falta de remordimiento por su conducta. La tendencia a la reiteración en la violación de los derechos de los otros y las distorsiones cognitivas conducentes a racionalizar dichos actos contrastan con sus verbalizaciones de arrepentimiento.»

Post Data

 En fin… rercuerden. Cuando tienes a un masón frente a ti tienes a un depredador. La psicopatía es un asunto espiritual.