QUÉ ES UN SÁTIRO, PAYASO O JOKER. Es un masón/jugador (Actor de Crisis) que participa siguiendo una agenda en el Teatro de Calle de nuestras vidas

12 de agosto de 2022

Los disfraces de las imágenes de más adelante, son el símbolo visible, el guiño de complicidad con el ellos se divierten en nuestras narices (porque estamos ciegos). Pero el problema está en la acción de esta gente de la masonería con su ropa diaria o uniforme de trabajo: pediatras, nefrólogos, periodistas, políticos, aplaudidores de balcón, covidianos con doble mascarilla, falsos disidentes, etc.

¿Qué es un sátiro o joker? El que ha escrito el siguiente artículo por ejemplo (toda la prensa en las mismas manos). Un joker es un mentiroso participando de una agenda (Agenda2030) oculta y orquestada (en la discrección de sus logias).

El antropoide somos nosotros (‘portales orgánicos’, animales sin alma, goyim, borregos,… según la masonería), es decir, los no despiertos. Y el payaso/joker del vídeo es el que, «despierto», actúa e incide sobre la realidad ejerciendo poder y control sobre nosotros. Es decir, controlándonos como si fuéramos niños.

Todo esto es pura masonería y viene de lejos. La figura del saltinbanqui es antecesora de la del payaso. Nacida de la comunidad judía y es bastante anterior al Flautista de Hamelin del siglo XIII, figura análoga y equivalente del centro/norte de Europa. Ambas figuras, la del viejo saltinbanqui que es predominantemente judía y la del Flautista de Hamelin, nacida de las sectas gnósticas satélite que siempre ha tenido la comunidad judía en los grandes burgos o ciudades,… vienen a representar ambas el mismo espíritu. Son la misma figura y que con los siglos derivaron en otras adaptaciones como el bufón, el arlequín, el trol, el payaso, o la más reciente: el joker. Representaciones de un mismo accionar.

Como curiosidad dejo que de la zona del Flautista de Hamelin, centro/norte de Europa y sobre el mismo tiempo de su aparición, siglo XIII, empezó a surgir el caldo de cultivo de las Iglesias protestantes, todas ellas de carácter judaico (falsos cristianos, los Bergoglios de entonces). El cisma del judaico Luteranismo que habría de llegar dos siglos después, empezó aquí, en la zona central/norte de Europa sobre el siglo XIII. Y desde aquí empezó el declive de Europa hasta hoy. ¿Y adivinan por quiénes? Una pista, les dejo una fecha: 1789. Ahí fue su primer gran golpe en la mesa, su primer gran éxito tras el cisma luterano. Y desde ahí no han parado.

Nota: Alberto García-Salido es pediatra. Posiblemente haya llevado a la muerte a algún niño con sus recomendaciones. No lo sé, y es mejor que no. El caso es que este señor, muy consciente de todo, ahí sabe que muchos niños van a morir por la vacuna; y ahí le tienen, de fiesta en twitter y sin privarse de hacer una burla de sangre. Debió pensar: «la vida de un niño bien merece un chiste».

¿Entienden por qué denuncio a esta sucia secta de la masonería?

La figura alegórica del SÁTIRO, bufón, saltinbanqui, arlequín, payaso, trol y joker (Actores de Crisis que actúan en la vida real a modo de Teatro de Calle), es la representación simbólica del accionar de la MASONERÍA en la sociedad. Es decir. Un payaso es un actor y simulador, un JUGADOR de tablero de ajedrez, donde todos ellos de forma orquestada desde sus logias, vierten modas de falsas narrativas, argumentaciones llenas de mentira, silogismos y sofismas. Sembrar el ruido para distraer, la división y la discordia.

Luego, en sus logias esta gente se ríe entre ellos de sus actuaciones en el «exterior», es decir, en la vida real contra la sociedad que odian y que usan como una sala de teatro, de ahí el término Teatro de Calle. Recuerden que la secta de la masonería está en guerra contra-cultural para levantar su Nuevo Orden Mundial. Y que esta secta, aparte de ser el cártel del crimen internacional, además es el gran sindicato de actores.

Utilizan mucho todas estas técnicas en el conocido acoso y derrivo que pratica esta sucia secta, y que denominan GANG STALKING.

GANG STALKING: acoso organizado a ciudadanos anónimos por las logias locales de cada barrio y ciudad.