Muchas leyes francesas nacieron en las logias masónicas.

4 de marzo de 2021

Séance du 02/12/2009 : Hémicycle vide

(Republicación). Todo puesto de carácter público o estratégico a partir de cierta visibilidad y responsabilidad pasan por una logia. Hoy las logias son algo así como agencias de colocación y funcionan muy bien en esto, entre otras finalidades.

Pongo un par de minutos de transcripción de una entrevista en La Contra TV a Alberto Bárcena (Lic. en Derecho y Dr. en Historia Contemporánea):

Muchas leyes francesas nacieron en las logias masónicas

Minuto 01:24 del vídeo al final de la entrada.

“El director del Museo del la Masonería francés, que pertenece al Gran Oriente de Francia; yo creo que traicionó sus propias ideas o no se dio cuenta de lo que decía cuando afirmaba que muchas de las leyes republicanas se habían “planchado”; utilizando terminología masónica, se habían redactado, debatido previamente en las logias para ser llevadas después al Parlamento y ser aprobadas allí con el concurso de todos los diputados masones del partido que fueran.

Algo que han confirmado también los dos masones que dejaros la masonería en Francia, Abad-Gallardo y antes que él, Maurice Caillet cuando publicó Yo Fui Masón, cuando hablaba de cómo se redactaban en las logias la leyes, por ejemplo, que legalizaban el aborto o las leyes que han potenciado al lobby LGTB, las leyes de ideología de género.

Y no es democrático, por más que blasonen de ello, no es democrático que una organización secreta o discreta, me da igual como la quieran llamar, pero desde luego en el secreto de sus logias estén redactando leyes que luego van a llevar al parlamento para convertirlas en leyes de obligado cumplimiento por parte de toda las ciudadanía que no ha tenido nada que ver en ese debate de la logia, que son muy pocos y no elegidos democráticamente, los que al final han redactado.

Yo pondría un ejemplo de la ley del aborto en Francia, la llamada ley Veil que luego explicaba el que fue también Gran Maestre de la Gran Logia de Francia, el doctor Pierre Simon, que estaba en el gabinete, era un asesor, de la ministra Veil, que calificó la ley Veil, la del aborto, como una victoria de la masonería sobre el pensamiento judeo cristiano.” (Minuto 03:14).

Mi agradecimiento a La Contra TV y a Alberto Bárcena.